ERTE. Expediente de Regulación Temporal de Empleo

ERTE. Expediente de Regulación Temporal de Empleo

Como sus siglas lo definen, un ERTE es un Expediente de Regulación Temporal de Empleo, al que puede acogerse cualquier empresa que reúna los requisitos legales para hacerlo. La regulación temporal le permite reducir la jornada laboral o suspender contratos de trabajo de sus trabajadores con el fin de salvaguardar la viabilidad de la empresa.

En otras palabras, el trabajador puede laborar menos horas de las acordadas en el contrato o pasar al desempleo temporal mientras la actividad de la empresa se mantenga frenada. Por ejemplo, la situación excepcional más reciente: el Coronavirus.

En este post responderemos a todas las dudas que puedas tener sobre un ERTE, cuánto dura, cuánto se cobra, cómo se pide el paro, cómo afecta a la empresa y al empleado, cómo solicitarlo por el coronavirus, entre otras preguntas.

El ERTE y las empresas en recesión

Cuando las empresas atraviesan dificultades económicas o de producción, pueden recurrir al ERTE para reducir temporalmente sus costes laborales.

Hoy en día y debido a los acontecimientos relacionados con el Coronavirus, el ERTE puede ser aprobado en 5 días con efectos retroactivos. Y se extenderá el tiempo que dure el estado de alarma.

empresa con dificultades económicas

Cualquier trabajador deberá recibir como mínimo la cantidad de 501,98 euros y si tiene un hijo percibirá la cantidad de 671,40 euros. De igual forma, el monto máximo que puede percibir un trabajador es 1.098,09 euros y si tiene un hijo percibirá la cantidad de 1.254,86 euros. Con dos o más hijos recibirá 1.411,83 euros.

Una vez finalizado el plazo del ERTE, el empleador tiene la obligación de reincorporar a los trabajadores afectados en las mismas condiciones en las que estuvieran con anterioridad a su aplicación.

Diferencias entre un ERTE y un ERE

El ERTE puede implementarse en cualquier empresa, sin importar el tamaño de la compañía. Es un procedimiento temporal, donde la compañía no tiene que abonar indemnización alguna a los empleados que se vean afectados.

Por otra parte, para aplicar el Expediente de Regulación de Empleo o ERE, se toma en cuenta las dimensiones de la empresa. De esta forma, las compañías con menos de 100 empleados deberán incluir, al menos, a 10 trabajadores dentro del ERE. Las empresas que cuentan con entre 100 y 300 empleados tendrán que aplicar este recurso al 10% de la plantilla, mientras que a partir de 300 trabajadores será necesario que el ERE incluya a no menos de 30 personas.

Otra diferencia es que en el ERE los empleados afectados deberán recibir la indemnización pertinente como en cualquier otro despido.

ERTE y Coronavirus (COVID-19)

ERTE y COVID-19

La situación excepcional generada por el Coronavirus, ha llevado a muchas empresas a solicitar el ERTE desde que se declaró el estado de alarma en España. La manifestación de la pandemia ha afectado a más de un millón y medio de trabajadores, quienes percibirán una reducción en su salario.

Según el Decreto aprobado por el gobierno español, podrán acceder a la prestación todos los asalariados, incluso aquellos que no tengan cotizado el periodo suficiente para poder cobrarla. El monto recibido será el 70% de su base reguladora, calculados como la media de los últimos 6 meses trabajados.

Pero, la buena noticia es que los trabajadores no tendrán que realizar ningún trámite para acceder a la prestación, porque las oficinas del Servicio de Empleo acataron el cierre temporal. Es la empresa quien deberá comunicar a las autoridades (SEPE) el número de empleados que están afectados por la medida.

A si mismo, en reunión de Consejos de Ministros de fecha 27/03/2020, se acordó vetar los despidos durante el tiempo que dure la crisis del coronavirus.

También acordaron que la empresa deberá devolver a la Seguridad Social el importe de todas las cotizaciones ahorradas junto al paquete de ayudas activadas, en caso que decida prescindir del trabajador en los seis meses posteriores a su reincorporación tras el ERTE.

El gobierno ha fijado la prioridad de asegurar los empleos y prohibir despidos por causas relacionadas con el COVID-19. Permitirán acogerse a un ERTE por la crisis, más no será legítimo aplicar despidos.

Nuevas sanciones para las irregularidades de ERTE por COVID-19

En los últimos días se han recibido numerosos ERTEs, debido a la pandemia y el gobierno ha decidido sancionar a todas aquellas empresas y trabajadores que hagan un uso fraudulento de este ERTE especial.

Según el artículo 3 Real Decreto Ley 9/2020, de 27 de marzo, se estableció que la empresa es quien tiene la obligación de solicitar la prestación por desempleo y es ésta la que debe presentar la solicitud colectiva en un plazo máximo de 5 días desde la solicitud del ERTE.

En caso de no cumplirse esta obligación, se consideraría una infracción grave, de acuerdo al artículo 22 de la LISOS.

Así mismo, se sancionarán las solicitudes que contengan falsedades, incorrecciones y aquellas solicitudes que no sean necesarias. Como consecuencia, habría que devolver las prestaciones que hayan percibido los trabajadores durante ese periodo.

Deja un comentario